Rogelio Frigerio: “No tengo Plan B, gano la gobernación o me vuelvo a trabajar al campo”

Actualidad - Nacional 26 de julio de 2023
descarga (5)

Al confirmarse su precandidatura, Rogelio Frigerio dimitió a su banca de diputado nacional a pesar de que tenía mandato hasta 2025. “En la gente está la idea de que los políticos siempre se las ingenian para caer parados y para tener la certeza que los argentinos no tienen. La sociedad vive en un mar de incertidumbre, sin saber qué le pasará mañana. Yo no tengo plan B. Si gano, voy a encabezar un proceso de transformación y desarrollo para Entre Ríos. Si pierdo me vuelvo a mi casa y a trabajar como profesional y como productor en el campo”, explicó.

En este sentido, consignó que en caso de ser electo, arrancará su gobierno “terminando con todos los privilegios de la política, porque la gente ve con bronca eso”.

“A la política le falta renovación. Es lógico que los jóvenes tengan resistencia a sumarse porque la política le ha venido fallando a la gente desde hace, por lo menos, 40 años. Desde que recuperamos la democracia, no hay una sola variable que haya mejorado. Hay mucha bronca con la política. Y con los políticos. No sé si todos se dieron cuenta”, señaló.

En la misma línea, señaló como ejemplo lo que viene pasando en las elecciones provinciales con los altos niveles de abstención y de voto en blanco. “La principal grieta en la Argentina es entre la ciudadanía y la política. Nosotros tenemos la responsabilidad de cerrarla, haciendo bien las cosas”, acotó.

“La política se volvió endogámica. Los políticos hablan solo de los temas que le importan a los políticos y no de lo que se habla en la mesa de las familias: la angustia por la inflación, la falta de empleo, los jóvenes que quieren emigrar, la droga, la infraestructura”, razonó.

La pertenencia territorial es uno de los factores que más polvareda levantó en la alianza opositora. Martín Lousteau le cuestiona a Jorge Macri que no es porteño. Néstor Grindetti le endilga a Diego Santilli que no es bonaerense. A Frigerio le achacan, propios y extraños, que no es entrerriano.

“Es la misma chicana del 2021. Ni siquiera en eso innovaron. Yo quiero ver quién ha recorrido más la provincia, quién la ha vivido más y quién ha invertido sus ahorros en Entre Ríos como yo. Muchos de los que plantean su entrerrianía son los mismos que han estancado la provincia y le han robado a los entrerrianos”, les respondió.

La lección de Córdoba
Frigerio consideró que la elección por el municipio de la capital cordobesa tiene un común denominador con lo que ha ocurrido en las otras elecciones provinciales: “La finalización del kirchnerismo. En estas elecciones no ha existido. Estamos frente a un final de ciclo que está poniéndose de manifiesto en estos comicios”, apuntó.

- Juntos por el Cambio dice que quiere terminar con el kirchnerismo ¿No tienen un error de diagnóstico entonces, si está terminándose solo?

- Pero hay que ganarle en las elecciones. Lo que está ocurriendo es que la gente que pone el voto le dice a los kirchneristas que quiere otra cosa para la Argentina, que no quiere más populismo.

Por otra parte, remarcó que el oficialismo entrerriano “se alineó con el kirchnerismo al compartir la boleta con (Sergio) Massa y (Juan) Grabois. Y la gente les dirá también en la provincia que han terminado como ciclo político”.

En Córdoba, Juntos logró la foto de unidad de sus candidatos a la presidencia, Horacio Rodríguez Larreta y Patricia Bullrich, que parecía que no se iba a concretar antes del 13 de agosto. El contexto no fue el mejor. El postulante del espacio, Rodrigo de Loredo, había caído derrotado ante el peronismo cordobecista. “Son las posibilidades de la política: ganar o perder”, reflexionó Frigerio.

Sin embargo, evaluó que tras las PASO la disyunción en Juntos (Bullrich o Larreta) se transformará en la conjunción “Horacio más Patricia”, independientemente de quién gane.

“Vamos a estar juntos. Aquí no sobra nada. Será muy difícil poner al país de pie. Es lo que nos pide la gente. Hablé con los dos y, más allá de las vicisitudes de las internas a las que no estábamos acostumbrados, el 14 de agosto estaremos juntos detrás de un programa de transformación”, aseveró.

Listas y propuestas
Hace un mes, el sector de Frigerio sorprendió colocando en la candidatura a vice a una pediatra sin militancia ni antecedentes políticos, Alicia Aluani, como candidata a la vicegobernación. También gestó una lista de legisladores provinciales con nombres desconocidos, en algunos casos.

“Busqué oxigenar la política. Siempre están los mismos ocupando los lugares de poder, sobre todo en nuestra provincia, donde hace 20 años gobierna el mismo signo político. En la nómina de diputados fue lo mismo: no hay nadie que repita su mandato”, afirmó el ex ministro de Interior en diálogo con Infobae.

Además, “traté de que estuvieran representados la mayor cantidad de departamentos de la provincia”, agregó. Entre Ríos renovará sus autoridades provinciales (Ejecutivo y Legislatura) y las locales (unos 80 municipios y más de 300 gobiernos rurales).

En estas últimas semanas, presentó sus propuestas sobre trabajo, salud pública, educación, el acceso a la vivienda. “Empezamos por los ejes que hoy impactan más en la vida de todos los días. Tenemos un plan como nunca antes se había preparado, elaborado con mucho tiempo de antelación, explicando qué, cómo y con quienes vamos a hacer”, adelantó.

Frigerio anticipó que participará en el debate que está organizando la Universidad Nacional de Entre Ríos con los candidatos que surjan de las primarias. “Siempre es importante debatir. Esa es la forma de hacer política. Lo planteamos en 2021. Queremos centrar la discusión en proyectos, en ideas”, aseveró.

Las tres semanas que quedan hasta las PASO las ocupará “haciendo lo que hemos hecho estos últimos años: recorriendo la provincia, escuchando y transmitiendo nuestro plan”, dijo.

El pasado y el futuro
“A veces parece que ofende a muchos que yo hable de algunas cosas. Como si yo intentara agredir mostrando la realidad. Estoy lejos de eso. Los problemas que no se ponen sobre la mesa, que no se admiten nunca se cambiarán”, evaluó.

Frigerio confesó que no le molesta que, cuando plantea estos temas, desde el oficialismo le retruquen trayendo a colación su paso por el ministro del Interior y Obras Públicas de la administración de Mauricio Macri.

“Mi gestión en el gobierno de Cambiemos fue siempre saludada en Entre Ríos. Cuando traía obra pública, todo el mundo lo festejaba. Eran obras que hacían falta hacía muchísimo tiempo, como por ejemplo la defensa sur de Concordia para frenar las inundaciones que tuvimos que enfrentar ni bien asumimos”, rememoró.

En la misma columna colocó la ayuda financiera que recibió el gobernador justicialista Gustavo Bordet en su primera gestión para “poder pagar los sueldos en la provincia quebrada fiscal y financieramente con la que se encontró en diciembre de 2015. A algunos les falla la memoria, pero están los archivos”.

“Estoy orgulloso de lo que pude hacer como Ministro. Por supuesto: nuestro gobierno no resolvió ninguno de los problemas que venimos arrastrando desde hace décadas: la inflación, el crecimiento. Pero en otros pudimos avanzar, algunos en mi cartera. Terminamos con la asociación entre obra pública y corrupción y pudimos hacer muchas obras, tantas que la oposición en aquel momento decía ‘con la obra pública no se come’”, remarcó.

Uno de los hitos de los cuestionamientos del peronismo hacia Frigerio es la suspensión de la obra de la autopista ruta nacional 18, que conecta transversalmente Entre Ríos desde Concordia a Paraná. “Hace 20 años que se viene prometiendo. El kirchnerismo estuvo en (la administración de) la Provincia y la Nación, 16 de los últimos 20 años, ¿a quién le van a echar la culpa?”, se defendió.

“Es ridículo mirar para atrás con esa lógica de pasar facturas y no asumir las responsabilidades. Todos somos responsables de lo que pasa en Argentina. Por acción u omisión. Pero no todos por igual. No todos gobernamos los últimos 20 años. Yo les pido (a los justicialistas) que cambien. Nuestro gobierno se equivocó en algunas cosas, pero lo admitimos. El kirchnerismo se equivoca e insiste con los mismos errores”, contrastó.

El camino a diciembre
Asimismo, dijo que, en caso de ganar la gobernación, se encontrará con una provincia “muy lejos de su potencial, con una enorme distancia entre lo que es y lo que puede ser. Hoy es la hermana pobre de la Región Centro y ve cómo Corrientes se está alejando también en términos del desarrollo relativo”.

La razón de esto la atribuyó a que los gobiernos peronistas “han confundido las cosas. Han creído que es el Estado el que genera riqueza y empleo de calidad. Tenemos el doble de empleados públicos por habitantes que Córdoba. Tenemos que volver a apostar por el trabajo, la inversión y la educación, cosas que están en el ADN entrerriano”.

Sin embargo, señaló que espera una transición entre la elección de octubre y el traspaso de mando en diciembre “responsable. Hay mucha gente de bien en el Gobierno”.

Nota:infobae.com

Te puede interesar