Una herramienta del anarco - capitalismo

Actualidad 07 de mayo de 2024
anarcocapitalismo

En artículos anteriores hemos caracterizado al gobierno de LLA+PRO+UCR+ACF+… como “anarco-neoliberal” o “anarco-capitalista”; Cristina en su discurso del sábado 27 de abril en Quilmes, precisó más y caracterizó la ideología del gobierno como “anarco-colonialismo” porque perjudica a los sectores nacionales: pymes, trabajadores asalariados, trabajadores independientes, profesionales, científicos, estudiantes, etcétera, y favorece que los conglomerados económicos monopólicos, la mayoría extranjeros, controlen la economía nacional.

Nuevamente Cristina ordena el debate, identificando claramente la contradicción principal.

El RIGI

Uno de los capítulos que contiene la “Ley de Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos”, ya aprobada por la Cámara de Diputados, es el Régimen de Incentivo para Grandes Inversiones (RIGI) que concede, para las empresas que inviertan más de U$D 200 millones, exenciones impositivas y exenciones de pago de tasas para las importaciones de equipos e insumos, aún para el caso de maquinarias usadas.

¿Es compatible el RIGI con el desarrollo nacional? La respuesta corta es NO… pero vayamos paso a paso.

En la figura siguiente presentamos un mapa elaborado por la WID [1] en la que vemos que nuestro país es de los llamados “países de ingresos medios”.

 Imagen8-1024x648
 PIB por adulto.

 

En el tema del crecimiento, los investigadores del Banco Mundial han identificado la llamada “trampa de los países de ingresos medios”, según la cual los países pobres pueden convertirse en países de desarrollo medio en base a la explotación de sus recursos naturales utilizando mano de obra de bajo costo; sin embargo, esta estrategia de desarrollo no sirve para crecer desde el nivel de ingresos medios al nivel de los países de alto desarrollo industrial y si los países de ingresos medios ambicionan seguir creciendo deben ingresar en la economía del conocimiento [1], que es desarrollar tecnología propia.

A nivel competitivo los países de ingresos medios quedan apretados entre los países pobres, competitivos en producción primaria y los países de desarrollados competitivos en la producción de tecnología.

Tecnología propia

“Son los encadenamientos productivos los que diferencian un sistema productivo de un conjunto de armadurías” [2].

El impedimento para el desarrollo productivo de nuestro país lo representa la debilidad, que crece con los años, de nuestro sistema productivo para formar encadenamientos, como puede verse en los gráficos siguientes, que ha publicado la CEPAL. Esta debilidad en la formación de encadenamientos productivos se debe al hecho de que nuestra industria es dependiente de corporaciones extranjeras, las que solamente están interesadas en producir en el país partes de sus cadenas de valor; es decir es una industria fuertemente incompleta y por lo tanto dependiente. Las corporaciones extranjeras, como es lógico para ellas, desarrollan los procesos de I+D en sus casas matrices o en universidades extranjeras sin recurrir a nuestro sistema nacional de ciencia y tecnología (SNCyT).

 Imagen9Encadenamientos productivos en Argentina.i Dsminución entre 1973 y 2018 [3].

Es decir, el RIGI favorece todo lo contrario de lo que debe hacer nuestro país para estimular el crecimiento de la industria y el elevamiento del nivel de vida de nuestra población, estableciendo un sistema que, como lo definiera Cristina, avanza en el establecimiento de un régimen colonial (o neocolonial).

Como país sin desarrollo tecnológico propio deberemos afrontar la baja generación de puestos de trabajo de calidad, y los bajos presupuestos para la educación pública básica, para las universidades nacionales y para el SNCyT. 

El ataque a las pymes

En lo que hace a las pymes su mercado objetivo está siendo estrangulado: por un lado el RIGI las borrará aún más que en la actualidad, como proveedoras de la gran industria y por otro lado la caída del mercado interno está provocando una situación terminal para estas industrias. Ya este mes, antes de la puesta en funciones del RIGI, la UIA alertó sobre la caída de la actividad y sobre los beneficios de los importadores de productos terminados. Recordemos que en nuestro país las pymes son responsables del 51% del empleo formal privado.

Desde ya, además del RIGI, la ley de Bases contiene otros ingredientes que constituyen un ataque a las condiciones de vida de las clases más empobrecidas y de la clase media y que sin duda alguna desordenarán la vida de los argentinos: la pérdida de derechos sindicales, la pérdida de derechos jubilatorios, la destrucción de empresas públicas para darle lugar a empresas privadas monopólicas.

El objetivo final, y por eso el nombre de “anarco”, es la miniaturización del Estado, conservando solamente el sector represivo para el control violento de la población sometida a la “miseria planificada”. Desde ya, si bien los llamamos “anarco”, no tienen nada que ver con los viejos anarquistas que intentaron cambiar el mundo con métodos inaceptables pero con fines nobles.  

[1] I. Gill y H. Kharas, «The Middle-Income Trap turns ten,» World Bank, 2015.
[2] E. Dvorkin, «Armadurías o Industrialización,» El Cohete a la Luna, 29 octubre 2023.
[3] CEPAL, «Boletín Vol. 2 No. 1,» 2023.

Por Eduardo Dvorkin / El Cohete

 

 

Te puede interesar