Lula y Bolsonaro se tiraron con todo desde el primer minuto del debate presidencial en Brasil

Actualidad - Internacional 29 de agosto de 2022
81A55082-3885-405A-8E04-58A28454E795

El presidente de Brasil y candidato a la reelección, Jair Bolsonaro, y su principal rival y favorito para las elecciones del 2 de octubre, el ex mandatario Luiz Inácio Lula da Silva, cruzaron fuertes acusaciones este domingo, desde el minuto uno del debate presidencial que realiza el canal de televisión Bandeirantes, en un estudio sin público. 
Como se esperaba, Bolsonaro empezó con los tapones de punta contra Lula. "Su Gobierno fue el más corrupto de la historia del país", sentenció sin recordar que la corte suprema anuló todos los procesos por presunta corrupción contra el ex presidente y acusó de falta de imparcialidad a su ex ministro de Justicia y el juez que primero condenó a Lula. 
La acusación desató de inmediato el enojo del ex mandatario, que la calificó como "una mentira": "Mi Gobierno estuvo marcado por la política más grande de ascenso social". Uno a uno, Lula recordó las cifras y logros más importantes de su dos mandatos y luego destacó lo que por ahora ha sido un eje de su discurso: "Mi Gobierno fue el que más hizo por la inversión en educación. Ocho millones y medio de personas fueron a la universidad".
También recordó el crecimiento económico y que "Brasil nunca había sido tan respetado en el mundo" como cuando él gobernó. 
Bolsonaro, por su parte, también enumeró lo que consideró fueron los logros de su Gobierno. Dijo que "la inflación es una de las menores del mundo", luego de varios meses de deflación, lamentó "las muertes de la pandemia" pero sostuvo que trabajó para "que no se perdieran los empleos" y sostuvo que "atendió a los más necesitados", pese a los números crecientes de pobreza. 

El presidente negó la existencia de 33 millones de personas con hambre y manipuló datos para indicar que el plan social actual es mayor que el que pagaban los Gobiernos del PT. Una y otra vez, volvió al tema de la corrupción. "¿Cómo conseguimos recursos? No robando", aseguró el mandatario, sin entrar en una discusión sobre su política económica, privatizaciones y creciente déficit. 

Además, el mandatario rechazó en varias ocasiones los reclamos de igualdad de género. "Nuestro Gobierno defiende la familia contra el aborto, contra la liberación de las drogas. Defendemos la propiedad privada. Somos un Gobierno que no divide. somos un solo país, una sola patria", aseguró.
Lula, por su parte, acusó a Bolsonaro de mentir cuando afirmó que la bancada del PT no apoyó en el Congreso la última ayuda social que el Gobierno pidió para enfrentar la crisis. "El PT votó a favor pero, de todas maneras, hay que complementar esta política con una política de generación de empleo, de crecimiento económico. No se está pensando en eso", sentencio. 
En el debate, que se realizó en la emisora del barrio de Morumbí de San Pablo, también estuvieron los candidatos Ciro Gomes, Simone Tebet, Soraya Thronicke y Felipe D'avila.
Hacia final del debate, Gomes -quien hizo del tema de la corrupción su principal eje- fue especialmente con Bolsonaro. Lo acusó de "corromper a sus esposas y sus hijos" ya que están sospechados de corrupción como él, de "no tener corazón" o "escrúpulos" y de tener un discurso misógino. 

Lula, por su parte, utilizó una de sus últimas preguntas a otros candidatos para hacer que la senadora Tebet contarálas denuncias que la comisión investigadora de la que participó encontró en la gestión de la pandemia de Bolsonaro. La legisladora destacó el intento de compra de vacunas con sobreprecios, pero también recordó que acusó por corrupción a los Gobiernos del PT.

También reivindicó a su sucesora, Dilma Rousseff, y destacó que "muchos hablaron de su Gobierno, pero ninguno del golpe de 2016" que la sacó del poder.

La discusión sobre un posible balotaje
La última encuesta del Instituto Datafolha proyectó que Lula, quien gobernó entre 2003 y 2010, ganará la primera vuelta  con 47%, lejos de Bolsonaro quien obtendría 32%. Este resultado, sin embargo, no evitaría una segunda vuelta el 30 de octubre próximo. 

Atento a esta posibilidad, Lula trató de conquistar a Ciro Comes como un posible aliado en un balotaje, pese a sus fuertes críticas. "Tengo un profundo respeto por Ciro Gomes. (...) Tiene un corazón mucho más comprensivo que su lengua", aseguró el favorito en las encuestas.
Gomes no dudó en contestarle con ironía. "Lula es un encantador de serpientes", afirmó y repitió una de sus críticas más duras: "Yo hablo de la contracción económica y moral de Lula...porque la victoria de Bolsonaro fue una protesta contra la devastadora crisis económica que provocó Lula y el PT".

Aunque intentó no atacar a quién podría llegar a necesitar, el ex mandatario fue contundente en su respuesta: "Ciro Gomes sabe que fui absuelto en todos los procesos".

Nota: eldestapeweb.com

Te puede interesar