Emergencia migratoria: ¿qué pasa en la frontera entre Chile y Perú?

Actualidad - Internacional 05 de mayo de 2023
cq5dam.thumbnail.cropped.1500.844

Al menos 300 personas se encuentran varadas en la frontera entre Chile y Perú, la mayoría procedentes de Venezuela, pero también hay haitianas y de otras nacionalidades, según detalló Amnistía Internacional.

Estas personas, "entre ellas familias con niños, niñas y adolescentes, personas embarazadas y con enfermedades crónicas", están en una situación humanitaria crítica, "sin alimentos, agua, alojamiento o asistencia sanitaria en el desierto conocido por sus condiciones extremas", con un sol abrasador durante el día y temperaturas gélidas durante la noche, manifestó la organización.

Los migrantes están bloqueados entre los complejos fronterizos de Chacalluta, en Arica, Chile; y Santa Rosa, Tacna, Perú. En el caso de los venezolanos, han manifestado que buscan retornar a su país, y tratan de pasar de territorio chileno al peruano para continuar su periplo; sin embargo, las autoridades peruanas no les permiten el acceso por no contar con la documentación requerida.

Nuevo empadronamiento

El Gobierno chileno inició este martes un proceso de empadronamiento de las personas que están varadas en la cuarta comisaría de Chacalluta, al norte de Arica.

"Esta medida nos permitirá tener más puntos de control en la frontera, para tener una migración regular, ordenada y segura", afirmó el subsecretario de Justicia, Jaime Gajardo, citado por el diario local La Tercera.

Añadió que de esta forma podrán entregar "un número de individualización a estas personas que [se] encuentran en una migración irregular", para luego "poder habilitar posibles corredores humanitarios, con los documentos de salida".

En ese sentido, en la víspera el presidente de la Unión Venezolana en Perú, Oscar Pérez, valoró esta medida como una solución viable.

"Creemos necesario un corredor humanitario regional, donde los gobiernos de Chile, Perú, Ecuador y Colombia coordinen su implementación, para que finalmente los afectados ingresen a territorio venezolano", señaló durante una conferencia de prensa.

Desde febrero pasado, el Gobierno de Chile desplegó efectivos militares en sus fronteras con Bolivia y Perú, con el objetivo de detener la llegada de personas indocumentadas al país.

Asimismo, la semana pasada, el Gobierno de Perú declaró un estado de emergencia en las zonas de frontera de siete departamentos: Tumbes, Piura, Cajamarca, Amazonas, Loreto, Madre de Dios y Tacna. Esto permitirá la ejecución de operaciones policiales para el control de las fronteras, con el apoyo de las Fuerzas Armadas.

En este contexto, Amnistía Internacional criticó que las medidas fueron "adoptadas en un contexto de creciente estigmatización y xenofobia, y discusiones legislativas que buscan criminalizar la migración irregular".

Ante esta situación, la organización pidió a las autoridades de ambos países "poner fin a la militarización de fronteras".

Erika Guevara Rosas, directora de Amnistía Internacional para las Américas, dijo que al militarizar las fronteras y cerrar la puerta a miles de personas, "los gobiernos de (Gabriel) Boric y (Dina) Boluarte están agravando inútilmente la situación, convirtiéndola en una crisis humanitaria que aumenta el riesgo para la vida y seguridad de estas personas".

Por su parte, la Conferencia Episcopal de Perú se pronunció al respecto y pidió a las autoridades de ambos países "realizar los esfuerzos necesarios, con acciones eficaces que conlleven a resolver esta difícil crisis migratoria". Asimismo, instó a "ofrecer ayuda humanitaria como paliativo a las necesidades de los migrantes".

Acción de Venezuela

Desde Venezuela, el ministro de Relaciones Exteriores, Yván Gil, dijo el pasado sábado que su país está realizando esfuerzos para rescatar a sus compatriotas, a través del programa estatal 'Vuelta a la Patria', mediante el cual, han repatriado a Caracas a miles de venezolanos desde distintos países.

"Hemos solicitado garantías para que nuestros aviones de Conviasa puedan aterrizar y despegar en la zona, así como abastecer combustible en un eventual operativo de nuestro 'Plan Vuelta a la Patria' que nos permita regresar sanos y seguros a nuestros compatriotas", expresó Gil a través de su cuenta en Twitter.

Asimismo, dijo que han estado en contacto con las Cancillerías de Chile y Perú, a las que le han solicitado "plenas garantías y respeto a los derechos humanos" de los migrantes varados.

Mientras que el funcionario Jean Carlos Evans, parte del Consulado de Venezuela en Lima, acudió el fin de semana pasado al territorio fronterizo y reiteró que el Ejecutivo venezolano tiene la voluntad de fletar aviones.

Para ello, Evans enfatizó que es necesario una coordinación entre países para saber "cuántos y quiénes son" los migrantes varados. De esa forma, los instó a registrarse en el censo consular que dispusieron para esta ocasión.

Otras propuestas

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Perú informó la semana pasada en un comunicado que viene sosteniendo reuniones de trabajo con la Cancillería chilena desde el 21 de abril, "con el objetivo de encontrar, de manera cooperativa, soluciones que atiendan en el corto y mediano plazo la crítica situación migratoria y humanitaria en la zona de frontera".

El ministro del Interior de Perú, Vicente Romero, dijo que conversó con las autoridades de Tacna para buscar un lugar que sirva como albergue temporal y soporte humanitario a los migrantes.

"Le he encargado al prefecto de Tacna que lidere este trabajo y que encuentre algún espacio. También vamos a acudir a la empresa privada para que apoye con brindar ayuda humanitaria. Esto nos permitirá dar mayor tranquilidad a nuestros ciudadanos en esta región", comentó.

Entretanto, el ministro de Defensa de Perú, Jorge Chávez, comentó que junto a la Cancillería están evaluando la posibilidad de establecer un corredor humanitario para trasladar a los migrantes indocumentados a sus países.

"Es un mecanismo que lo está estudiando nuestra Cancillería con Migraciones, en el sentido de poder establecer un mecanismo que ayude a las personas para que puedan retornar a su país", dijo el funcionario, en entrevista con ATV.

Citan al embajador de Perú

La semana pasada, la subsecretaria de Relaciones Exteriores de Chile, Gloria de la Fuente, citó al embajador de Perú en Santiago, Jaime Pomareda, para expresar "el malestar y la preocupación" por las declaraciones formuladas por el alcalde de Tacna, Pascual Güisa, contra el presidente Boric por la situación en la frontera.

En la reunión, la subsecretaria expresó la molestia por las "desafortunadas declaraciones del alcalde". En tanto, resaltó la "disposición permanente del Gobierno de Chile por trabajar mancomunadamente en aras de buscar una solución a la crisis migratoria", reza un comunicado de la Cancillería.

Previamente, Güisa, en entrevista con CNN, se había referido a Boric como un "innombrable e irresponsable", señalando que su administración "está trasladando el problema (migratorio) a la frontera".

Cadena RT

Te puede interesar

Ultimas noticias

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email

                  02_AFARTE_Banner-300x250

--

                

Te puede interesar