Hepatitis aguda grave infantil: cuáles son los síntomas y cómo es el tratamiento

Actualidad 05 de mayo de 2022
CE1AE396-DE62-4509-A654-42D4152D09DC

En las últimas horas, se detectó el primer caso de hepatitis aguda grave en un niño de 8 años en Argentina. Desde la Organización Mundial de la Salud (OMS) se emitió, anteriormente, una alerta por causa de esta infección que está afectando a niños en todo el mundo. Hasta el momento, se conocen al menos tres víctimas mortales y ya suman más de 200 casos reportados en el último mes, con 17 trasplantes de hígado realizados.

 "Hasta el 1 de mayo, se han señalado a la OMS 228 casos en 209 países y otros 50 están investigándose", dijo este martes el portavoz de la OMS, Tarik Jasarevic, a los periodistas en Ginebra, según AFP.

El 15 de abril de 2022 la OMS dio a conocer esta situación que alertó al mundo. La afección, en principio, comenzó a detectarse en Reino Unido aunque no se sabe el origen de la misma. Desde entonces, el número de casos de hepatitis fue en aumento en otros países como España, Israel, Estados Unidos, Dinamarca, Irlanda, Países Bajos, Italia, Noruega, Francia, Rumanía y Bélgica.

Ahora, el Ministerio de Salud de la Nación de Argentina informó que se detectó en el Hospital de Niños de zona norte de la ciudad de Rosario, Santa Fe, un cuadro de hepatitis aguda grave de origen desconocido en un paciente de 8 años.
Los síntomas de la hepatitis infantil
Fiebre.
Fatiga.
Pérdida de apetito.
Náuseas.
Vómitos.
Dolor abdominal.
Orina oscura.
Heces de color claro.
Dolor en las articulaciones.
Ictericia (piel amarillenta).

Esta hepatitis produce ictericia, diarrea, vómitos y dolores abdominales; en algunos casos han requerido un trasplante de hígado y al menos cuatro niños fallecieron. Los virus comunes de la hepatitis no han sido registrados en ninguno de los casos, según el Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (ECDC) y la OMS.

Por el momento, una causa infecciosa parece ser "lo más probable", pero no se estableció ningún vínculo común con un alimento contaminado o tóxico que pueda ser identificado, informó la ECDC. 

Frente a estos síntomas mencionados, desde la Sociedad Argentina de Pediatría afirman que es necesario solicitar rápidamente laboratorio que incluya Hemograma, hepatograma, proteinograma, glucemia, coagulograma, urea y creatinina; y realizar ecografía abdominal. A partir de ese momento, el paciente debe ser derivado a un centro de Hepatología pediátrica para continuar con los estudios diagnósticos.

Nota:eldestapeweb.com 

 

Te puede interesar