Axel Kicillof desembarca en Rosario: foto con Maximiliano Pullaro, anuncios sobre seguridad y cónclave peronista

Actualidad - Nacional 17 de mayo de 2024
pullaro-y-kicillofjpg

Axel Kicillof está decidido a ocupar los lugares vacíos. Mientras el Gobierno nacional se repliega en áreas de histórica incidencia estatal, el mandamás bonaerense sale a aceitar los vínculos con sus pares de distintas provincias. Así como el miércoles fue el turno del chubutense Ignacio "Nacho" Torres (PRO), Kicillof se reunirá este viernes en Rosario con el santafesino Maximiliano Pullaro.

El cónclave entre el gobernador de Buenos Aires y el de Santa Fe será el segundo que animarán en menos de dos meses. A finales de marzo, ambos compartieron un acto en la localidad de San Nicolás de los Arroyos, donde presentaron una unidad especial destinada al combate contra el narcotráfico, un tema central en la agenda del distrito que administra el dirigente de Juntos por el Cambio (JxC).

Apenas dos semanas antes de ese encuentro, los 23 mandatarios provinciales y el jefe de Gobierno de la Ciudad, Jorge Macri, firmaron un documento conjunto en el que dejaban en claro que "el narcotráfico es un problema federal", respondiendo así a Javier Milei, quien previamente había asegurado que se trataba de una competencia de las provincias.

Nueva foto entre Axel Kicillof y Maximiliano Pullaro en Rosario

Según pudo averiguar Ámbito, la nueva foto entre Axel Kicillof y Maximiliano Pullaro tendrá lugar en la ciudad de Rosario alrededor de las 11 de la mañana de este viernes. Allí los mandatarios rubricarán un convenio sobre seguridad y narcotráfico, antes de mantener un encuentro privado.

Despachos de la Provincia indicaron que el entendimiento con Santa Fe "es un punto muy importante de la coordinación de acciones en la lucha contra el delito". "Es un problema que afecta a las dos provincias y demanda acciones conjuntas", afirmaron.

Posteriormente, cerca del mediodía, el bonaerense encabezará un mitin con referentes del peronismo local, tal como hizo días atrás durante su visita a Chubut.

Si bien estas reuniones con la militancia no son el eje central de las visitas, los lazos que el exministro de Economía de Cristina Kirchner empieza a tejer con dirigentes justicialistas y aliados a nivel nacional son mirados con lupa por toda la política.

Por su parte, una fuente del oficialismo bonaerense señaló que será "un encuentro con compañeros, para que ellos tengan toda la información necesaria para difundir y defender estas acciones", en referencia a los anuncios sobre seguridad que realizarán los gobernadores.

Entre los presentes estarán el excandidato a vicepresidente Agustín Rossi; el diputado nacional por Santa Fe Eduardo Toniolli; y el concejal rosarino y excandidato a intendente Juan Monteverde, del espacio Ciudad Futura.

El jefe de la banda de Unión por la Patria (UP) en la Cámara baja, Germán Martínez -también santafesino-, fue invitado pero tenía agendado un encuentro con su par Florencia Carignano en la capital provincial.

Previamente a los anuncios, el ministro de Gobierno bonaerense, Carlos "Carli" Bianco, participará junto a Monteverde de un seminario interprovincial sobre procesos de integración sociourbana y acceso a los hábitat titulado "Desafíos Urbanos".

En tanto, desde La Plata insisten en que el diálogo con gobernadores amarillos tienen que ver con "construir más federalismo". Lo cierto, también, es que Kicillof empieza a proyectarse a nivel nacional marcando un fuerte contraste con la administración de Javier Milei.

Al respecto, la gestión de la Provincia de Buenos Aires justificó la construcción del gobernador con sus pares de otras escuderías. "Cuando las provincias no tienen respuestas del Estado nacional, tienen que buscar herramientas para palear esa ausencia", ponderaron.

A la vez, un legislador de UP que participará del evento celeste destacó que, más allá de la oposición a la gestión santafesina, se fomente el intercambio entre los dirigentes. "La relación de Kicillof con Pullaro y con otros gobernadores es parece importante. El Gobierno nacional sostiene políticas profundamente anti federales y que buscan trasladar el ajuste a las provincias", apuntó.

"En ese marco, tejer relaciones de colaboración entre provincias me parece necesario e inteligente", amplió la voz.

Furia de intendentes PRO y acto en Florencio Varela

El viaje a Rosario será la segunda escala que Axel Kicillof hará a tierras cambiemitas esta semana. El miércoles, el economista había desembarcado en Chubut, donde suscribió un convenio de asistencia sanitaria con su par Ignacio Torres, del PRO. Allí, ambos coincidieron en "dejar atrás la grieta" y le reclamaron al Gobierno nacional mayor federalismo. Torres -novel en la gobernación- ya encabezó una rebelión patagónica contra la Casa Rosada y oficia uno de los líderes de la alianza regional.

Más allá del impacto de la postal en una arena polarizada, la foto no cayó bien entre los intendentes amarillos de la Provincia de Buenos Aires. Quien ofició como vocera de los reclamos fue la jefa comunal de Vicente López, Soledad Martínez.

"Ya que estás tan generoso con los del PRO, si podés cumplir la ley y transferir los recursos a los municipios. Grax", escribió la funcionaria en su cuenta de X. Más allá del dardo al gobernador, también fue un tiro por elevación al líder sureño.

En la misma senda, el alcalde de Tres de Febrero, Diego Valenzuela, se preguntó: "¿Nos sobran recursos a los bonaerenses que estamos haciendo donaciones varias por el país, o alguien solo piensa en su posicionamiento político en contra del gobierno nacional?".

Por su parte, Martín Yeza -diputado del PRO y exintendente de Pinamar- compartió un mensaje del legislador de General Alvarado Joaquín Sánchez Charró.

"Nos encanta este gesto. No dudo que serán bien recibidas las 15 ambulancias. Pero antes lo invito recorrer los distintos distritos de la provincia, como General Alvarado, para que vea que la 'planificación y capacidad de respuesta' de la que habla, no existe", protestó en su mensaje Sánchez Charró.

Apenas un día después de la jornada santafesina, Kicillof volverá al pago chico y encabezará un acto en la Universidad Nacional Arturo Jauretche, de Florencio Varela. Bajo la consigna "La Patria no se vende", el exministro reunirá a una tropa propia que incluye a intendentes peronistas, legisladores y funcionarios de su administración, entre otros.

Será una muestra de fortaleza en medio de la interna que protagoniza contra el sector camporista del peronismo que conduce Máximo Kirchner, quien convocó a elecciones en el PJ bonaerense para el próximo 17 de noviembre. Lo propio hará el partido a nivel nacional.

Por Joaquín Rodríguez Freire / Ámbito Financiero

Te puede interesar