Perfiles con habilidades en forma de T, en forma de I y en forma de Phi, ¿Qué pueden aportar a la empresa?

Recursos Humanos 26 de mayo de 2022
tg

Los perfiles híbridos, aquellos que combinan conocimientos especializados con una visión estratégica del negocio son cada vez más demandados. Para visualizar estas dos dimensiones en un golpe de vista, algunos especialistas hablan de perfiles de forma de T, de I, de Phi y otras. En esta lógica, los conocimientos técnicos están representados por los tramos verticales de las letras que se toman de referencia y las habilidades de conexión, transferencia, extrapolación, coordinación por los tramos horizontales.

Perfiles con habilidades en forma de T
Por perfiles con habilidades en forma de T se identifican a personas con cualidades en dos direcciones: por un lado, se se tiene una gran competencia técnica. Y, a la vez, se pueden desenvolver de una forma eficaz también en otras áreas.

 
El tramo vertical de la T tiene que ver con la profundidad de su conocimiento. Representa años de experiencia y una gran formación.
El tramo superior de la T hace referencia a la amplitud del conocimiento, a la capacidad de extrapolar o aprovechar los conocimientos de un área para el resto. Son los perfiles que impulsan las startups donde se fusionan las habilidades de liderazgo con el conocimiento técnico. Algo fundamental en iniciativas de ese tamaño donde la flexibilidad y la adaptabilidad son aspectos muy valorados.

Perfiles con habilidades en forma de I
Las habilidades en forma de I tienen que ver con la especialización. Las personas a las que se clasifica con una I son expertos en una determinada materia. Tienen un conocimiento muy profundo en un campo, pero carecen de saberes suficientes en otras materias o pocas habilidades de las consideradas transversales. Son poco versátiles, aunque altamente eficaces en las tareas de su ámbito.

Las personas con un perfil en I son muy válidas en equipos integrados por personas que puedan suplir las carencias en otros aspectos. Si forman parte de equipos multidisciplinares, donde su dedicación exclusiva sea su área de especialización, conseguirán un grado de desempeño fundamental para mejorar la calidad de los procesos.

Sin embargo, no son buenos coordinándose con otras personas o en entornos colaborativos. Como tampoco siendo líderes de equipo o tomando decisiones más allá de su conocimiento experto. Es fundamental que trabajen en equipo en estructuras bien definidas.

Perfiles con habilidades en forma de Phi
Quienes cuentan con habilidades en forma de letra phi dominan dos tipos de conocimientos a los que suman habilidades de liderazgo. La letra phi del alfabeto griego tiene dos patas y una línea horizontal que las une.

Se utiliza la fisonomía de esta letra para señalar los dos campos en los que se es experto, a lo que se añade la capacidad para interconectar con otras áreas o niveles. Además de la habilidad para transferir estos conocimientos a otras áreas del negocio.

Normalmente, quienes cuentan con un perfil profesional en forma de letra Phi han empezado siendo expertos en una determinada materia. Pero un interés personal, hobbie o el desarrollo de alguna habilidad aprendida a lo largo de su trayectoria profesional lo convierte en una persona con dos campos de conocimientos robustos y habilidades blandas suficientes para transversalizarlas.

Nota: https://empresas.infoempleo.com/

Te puede interesar