TikTok y la música: ¿le saldrá bien la apuesta?

Actualidad 04 de marzo de 2024
piano-1655558_1280-360x272

A pesar de la variedad de contenidos existentes en TikTok, si algo solía ser sinónimo de esa red social eran las piezas de música machacona acompañando en bucle muchos de sus vídeos, con sus protagonistas haciendo lip-synch, coreografías o ambas cosas a la vez.

Todo ello hasta que, a principios del pasado febrero, la mayor discográfica del mundo, Universal Music Group (UMG), tomó la decisión, tras largos intentos de negociación con ByteDance, matriz de TikTok, de retirar toda su música de esa red social. El resultado, además, se hizo inmediatamente obvio: cientos de miles de vídeos que utilizaban la música licenciada por UMG se quedaron en silencio – como bien sabemos los que hacemos habitualmente presentaciones, pocas cosas hay más anti-clímax que un vídeo sin sonido. De repente, ni Taylor Swift, ni Drake, ni Bad Bunny ni incontables otros podían ya sonar en TikTok.

La discográfica explicó los motivos de su decisión en lo que parecía una apuesta por forzar la mano de ByteDance y que aceptara sus decisiones… pero de eso ha pasado ya un mes, ¿y qué ha ocurrido? Aparentemente, lo nuevo y lo más in en TikTok ahora es utilizar para los vídeos simplemente sonidos grabados por los propios usuarios reproduciendo, por ejemplo, desde memes hasta mini-clips de películas, pasando por grabaciones caseras de cualquier tipo. Todo indica que, al menos en apariencia, los usuarios de TikTok sobreviven perfectamente bien sin la música de UMG.

Por supuesto, no falta quien intenta llenar el vacío dejado por los muchísimos artistas representados por UMG, desde su rival Columbia/Sony, hasta discográficas indies u otros artistas, pero aparentemente, lo que más está funcionando ahora es simplemente llenar el fondo de los vídeos con cosas que uno puede hacerse en casa. Todo ello coincide, además, con la llegada a la música de la algoritmia generativa en modo Do It Yourself con servicios como Suno y similares, que permiten simplemente describir una temática y un estilo, o incluso unas letras concretas, y obtener una pieza musical de dos minutos, más que suficiente para un clip de los habituales en TikTok.

Estamos pasando del «si quieres triunfar en la música lo que necesitas es que tus canciones se hagan memes virales en TikTok«, al hecho de que TikTok sigue funcionando como siempre sin necesidad de acceder a los cientos de miles de artistas representados por UMG, y a que, además, merced a las nuevas herramientas, podemos llegar a encontrarnos con canciones generadas por los propios usuarios que se hacen virales en esa red y rivalizan con los éxitos de los artistas de UMG – todo ello a pesar de la paradoja de que es perfectamente posible que el algoritmo, para crearlas, se haya inspirado en muchos de ellos.

¿Cuál es el siguiente paso lógico para TikTok? Muy posiblemente, algo similar a lo que ya se habló en su momento, cuando se pensó en la posibilidad de que la compañía crease una app de música para tratar de rivalizar con Spotify o Apple Music, pero más radical: crear su propia discográfica. ¿Qué pasará primero? ¿Que UMG, en pleno ataque de pragmatismo, fiche a un artista emergido de TikTok, o que una canción creada en TikTok empiece a generar derechos de reproducción a ByteDance por su uso en otros canales? ¿O que un artista representado por UMG anuncie su cambio a otra discográfica para poder aspirar a sonar en TikTok?

¿Le saldrá bien a ByteDance la apuesta de intentar sobrevivir sin la música de UMG?

 
 Nota:https://www.enriquedans.com/2024/03/tiktok-y-la-musica-le-saldra-bien-la-apuesta.html

Te puede interesar