Parece cerveza, pero es agua: el éxito detrás del curioso emprendedor que vende "muerte líquida"

Actualidad 06 de octubre de 2022
mmm

A veces, el agua sabe mejor cuando está en una lata de aspecto cool. Al menos esa es la tesis detrás de Liquid Death, una startup de 3 años que alcanzó una valuación de u$s 700 millones tras su última ronda de financiación, según un artículo de Bloomberg. 

La inversión de u$s 70 millones estuvo a cargo de Science Ventures, con la participación de otros inversionistas, incluidos Live Nation Entertainment Inc., el grupo musical Swedish House Mafia y la comediante Whitney Cummings.

El negocio de bebidas con sede en Santa Mónica, California, se lanzó en 2019 y ya está en camino de obtener u$s 130 millones en ingresos este año, según la compañía, frente a u$s 45 millones en 2021. Vende agua en latas estilo cerveza y las distribuye en las tiendas, en línea y en conciertos.

Liquid Death, que ahora también vende bebidas saborizadas, vio la oportunidad de vender bebidas sin alcohol que se ven más atractivas y respetuosas con el medio ambiente que una botella de agua de plástico tradicional. 

"Si no quieres beber, esto es mucho más divertido", dijo el cofundador y director ejecutivo Mike Cessario, y agregó que cree que la lealtad a la marca la mantendrá competitiva frente a la competencia. 

La financiación se utilizará para expandirse a nuevas categorías de bebidas y al mercado europeo. Cessario dijo que parte del éxito de Liquid Death se puede atribuir a que sus latas hacen que el producto parezca "divertido y poco saludable como la cerveza o una bebida energética".


Esta es la segunda ronda de financiación que anuncia Liquid Death este año. La compañía dijo que estaba valorada en u$s 525 millones de dólares en enero. La startup dijo que ha recaudado u$s 195 millones hasta la fecha. Eventualmente quiere buscar una oferta pública inicial (OPI). "Es un camino que estamos explorando en algún momento de los próximos dos años", dijo Cessario. 

Liquid Death podría ser otro éxito de consumo para Science Ventures, inversor con sede en Santa Mónica, California, que también ayudó a lanzar Dollar Shave Club. Esa compañía finalmente vendió por u$s 1000 millones a Unilever en 2016. 

Peter Pham, cofundador de Science Ventures, dijo que el éxito del consumidor a veces se reduce al talento de marketing, que dijo que tiene Cessario. "Los consumidores son inteligentes, saben que están siendo comercializados", dijo Pham. "Así que hay un guiño para ellos diciendo, divirtámonos".

Nota:apertura.com

Te puede interesar